Los 5 fantásticos de Cibeles (segunda parte)

Continuamos con los desfiles del pasado Cibeles. He decidido que dado que no son muchos los diseñadores que desfilan, aunque cada vez más lo que esta genial, solo serán diez los elegidos. Así que esta entrada sólo se compondrá de dos posts. Allá vamos:

6. José Miró: aunque parece que fue una de las colecciones peor entendida me encanta los vaqueros, ese aire futurista y los cortes que realiza en el demin. Un viento fresco llegó al jean.

7. Juana Martín: que decir de los trajes de flamenca que no se haya dicho ya, a parte de ser parte de nuestra cultura estética creo que es una de las prendas que mejor sientan a la mujer mediterránea. Pero en esta ocasión la flamenca se transformo en lady.

8. Juanjo Oliva: imprescindible en el armario femenino, conocedor del cuerpo de la mujer como pocos. Deslumbro con una colección estructurada, ponible y, como siempre, muy femenina. A destacar el cuidado uso que dio a materiales tales como el cuero o las plumas.

9. Sita Murt: para mi una de las mejores colecciones que pudimos ver en Cibeles, ponible, bonita, cómoda y muy invernal. En un momento en que las pasarelas de invierno y verano parecen no distanciarse mucho, ni por el color ni por los tejidos, es de agradecer. (Será por el tan comentado cambio climático??)

10. Hannibal Laguna: adoro la elegancia barroca de este diseñador. Todos sus trajes nacen para ser mostrados en alfombras rojas, o verdes, de todo el mundo. Impecable en la elección de lo tejidos y los cortes, como siempre, amante de los detalles siempre te deja con buen sabor de boca. Me parece imposible que una mujer vestida con alguno de sus modelos no pueda sentirse bella. A destacar las medias de vinilo que contrastan con el aire clásico de los vestidos.

Los 5 fantásticos de Cibeles

He estado pensando en como este blog nació, fundamentalmente, como un blog de moda y como la mayoría de las entradas no hablan de ella. No es un problema pues ya he explicado que hablo de la cosas bonitas que hacen mi vida un poco más bella pero no viene mal no perder el norte. Así que he decidido elegir las prendas que más me gustaron en la ultima edición de Cibeles. Se trata de una elección personal. En la pagina de vogue podéis verlas todas y disfrutar de las que yo diría que son las mejores fotos del desfile.

1. Ailanto: aunque he de reconocer que no fue una de las colecciones que más me ha gustado, esta vuelta a finales de los 70 principios de los 80 es magistral. Como siempre los estampados brillan por si solos. Es moda ponible, favorecedora y muy bonita.

2. Andrés Sardá: desde aquí revindico (por favor!!) que las modelos de lencería tengan curvas, me ha costado elegir la foto por no enseñar solo hueso. Dicho esto, este hombre es el maestro del interior, utiliza los tejidos como nadie y sabe darle un toque sexy a todos sus modelos.

3. Ángel Schlesser: siempre en su papel, vistiendo a una mujer elegante y minimalista que entiende que la moda forma parte de su vida pero no debe exclavizarla. En la colección destacaban los little black dresses (LBD) siempre impecables.

4. Carmen March: en esta ocasión sorprendió por lo armado de sus prendas y, a mi personalmente, por la paleta de colores que utilizo, mucho más oscura de lo normal. Pero siempre fantástica y creando prendas atemporales. A destacar sus botas planas por la rodilla que hacen las veces de medias.

5. David Delfin: fiel a si mismo no decepciono, aunque se esta volviendo algo más comercial y es de agradecer, las sogas al cuello no acaban de favorecer. Me encanto la utilizaron del color rosa en el hombre, solo por eso se merece estar aquí.

Bueno por hoy es suficiente, así que otro día continuare revisando la pasarela y escribiré sobre otros cinco fantásticos.

+d2 diseño puro

Navegando, navegando me encuentro con una perlita. Una pagina en la que encontrar cosas alucinantes, diseño del bueno. Se trata de +d2 y es una pagina donde encontrar productos de diseño realmente originales. Cosas como una cámara que maulla cada vez que disparas, unos altavoces para el i-pod de cartón desmontables, una cámara llavero (que a más de uno no le vendría mal dada la afición por la fotografía), una taza donde dejar claro que es lo que te apetece (café con leche y dos de azúcar gracias)… millones de cosas bonitas. Me ha costado muchisimo elegir las fotos.