Feliz 2015

Captura de pantalla 2014-12-31 a las 9.26.16

Hoy quiero despedir el año con un poema que es, posiblemente, mi preferido. Porque todo final implica un comienzo (casi siempre) y me encanta situarme en la meta de salida para aprender, un poco más, a volar.

Doublecloth, si todo va como está planeado, renacerá en este 2015, así que espero que este último post del 2014 nos traiga suerte.

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee, quien no escucha música,
quien no halla encanto en si mismo.
Muere lentamente quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente quien se transforma en esclavo del habito, repitiendo todos los días los mismos senderos,
quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos.
Muere lentamente quien evita una pasión
Y su remolino de emociones,
Aquellas que rescatan el brillo en los ojos
y los corazones decaidos.
Muere lentamente quien no cambia de vida cuando está insatisfecho con su trabajo o su amor,
Quien no arriesga lo seguro por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien no se permite al menos una vez en la vida huir de los consejos sensatos…
¡Vive hoy! – ¡Haz hoy!
¡Ariesga hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te olvides de ser feliz!
Pablo Neruda

Podéis descargar el pdf con el poema aquí

¡Feliz año!

La receta de la felicidad

la receta de la felicidad doublecloth

Desde hace un tiempo mi única meta en la vida es ser feliz, no quiero tener mucho dinero o cosas materiales, un trabajo muy enviado o montones de amigos, sólo quiero encontrar la receta de la felicidad y ponerla en marcha. Desde hace un tiempo me he dado cuenta que esta frase ilustra la verdadera fórmula magistral:

Piensa en grande, trabaja duro, permanece enfocado en la meta y rodéate de buenas personas

Y me siento honrada por poder llevarla a cabo cada día. Desde que montamos Tu Asesoría de Comunicación (para los que no se hayan enterado, he creado el trabajo de mis sueños y ahora me dedico a lo que más me gusta para clientes bonitos) no paro de trabajar, lo hago 100 veces más que antes -y mirar que era difícil- pero nunca me había sentido tan realizada con mi trabajo (y he tenido trabajo realmente geniales).

1013812_228361794040773_8840032437649428383_n

Me he dado cuenta que cuando decides enfocarte en ser feliz y en hacer las cosas a tu manera todo empieza a funcionar. Que la receta de la felicidad que funciona es quererte mucho, hacer las cosas tal y como piensas que debes hacerlas y rodearte de personas bonitas que te apoyan en el camino.

Porque si de algo puedo presumir es de personas que me quieren y ayudan en todo lo que pongo en marcha. Todas dispuestas a echarme un cable para absolutamente cada una de mis locuras*. Personas que creen en mí más que yo misma en la mayoría de las ocasiones y que son capaces de abrir mi mente para que no me quede en lo pequeño. Porque soñar grande, a veces, da muchísimo miedo pero una vez que te acostumbras a las mariposas y el vértigo es una sensación maravillosa de la que nunca os querréis despegar (creo que lo llaman adrenalina).

*Aaa también tengo un socio la mar de molón, trabajador y centrado sin el cual las cosas no podrían ir tan bien, pero no se lo digáis que se lo cree, se le sube a la cabeza y luego no hay quien le aguante jajaja

40 days of dating

40-days-of-dating-doublecloth-amor

Jessica Walsh y Timothey Goodman son dos amigos que decidieron probar si saliendo 40 días con alguien (40 days of dating) puedes llegar a enamorarte. Eran amigos y ahora, ahora bueno, es mejor que visitéis su web y descubráis lo que ha pasado.

Echarle un vistazo a la web, os aseguro que os vais a sentir terriblemente identificados en algunas de las reflexiones que ambos hacen. Creo que os va a gustar, pero no sólo subo el proyecto aquí para mostrarlo, también quiero dar mi opinión (qué extraño ¿verdad?). Porque vivimos en un mundo que gira muy rápido, donde las personas no llegan a conocerse jamás y si diéramos alguna oportunidad más al otro tal vez podríamos disfrutar más de la vida, aunque sólo fuera los 40 día necesarios para saber si no queremos volver a verlo jamás o si sólo seremos amigos… por que si nos detuviéramos a descubrir quién es en lugar de quedarnos con los estereotipos, si esperáramos a desearnos de verdad, si dejáramos de esperar “lo ideal” para descubrir “lo que nos hace sonreír aunque jamás lo hubiéramos imaginado”… queridos míos, somos una generación perdida en lo que al amor se refiere. Una generación acartonada y acobardada por tener todas las opciones sobre la mesa y que se asusta por no encontrar una guía que le diga cómo hacer las cosas.

Hace una semanas estuve en casa de unos conocidos y descubrí (sorprendida, no pensé que nadie comprará esas cosas) unos libros del tipo ligar para dummies  y pense “joder, si supieran que solo tienen que permitirse conectar”, pero claro, conectar nos da miedo, conectar requiere tiempo, requiere esfuerzo, dejarse ver y la posibilidad de que te hieran. Parece que no tenemos tiempo para nada, ni para dedicarle 40 días a un amigo que pensamos se puede convertir en algo más, no tenemos tiempo para el amor, queridos, y eso, ahora y siempre, es estar un poco muertos por dentro.

1 2 3 4 49