Remedios contra la astenia primaveral

remedios contra la astenia primaveral

Imagen: Pinterest

Hoy os traigo algunos de mis remedios contra la astenia primaveral porque desde hace un par de días ha vuelto a mi vida. Los que la padecéis ya sabéis de que estoy hablando para los demás…

La astenia es un síntoma  caracterizado por una sensación generalizada de cansancio, fatiga, debilidad física y psíquica.

Se puede dar por varias causas, por ejemplo, al tener anemia sientes astenia. Pero a mí cada primavera me afecta durante al menos 15 días. Unos días en los que es imposible sentir que he descansado -aunque duerma 12 horas-, siempre me siento apática y cansada y no hay forma de levantar la cabeza. Es, literalmente, un asco y todos los años busco remedios naturales para combatirla. Entre mis remedios contra la astenia primaveral están:

No dejar de hacer ejercicio pero no pasarme. Es decir, continuo con mis clases de yoga pero no me paso con el trabajo aeróbico porque sino sé que al día siguiente no me podré levantar. He leído que es recomendable hacer 30′ de ejercicio moderado al día aunque no te apetezca nada, creo que realmente funciona para producir endorfinas y sentirse algo mejor.

Comer algunas comidas especiadas y bastantes platos raw. Por ejemplo, este curry de coliflor y lombarda acompañado de una ensalada verde. Las especies me ayudan a levantar el ánimo y la comida cruda -o raw- a ingerir una gran cantidad de vitaminas y minerales de una sentada.

Aumento mi dosis de café y té, sé que mucha gente dirá que esto es un error pero a mí es de lo poco que me mantiene despierta y funcional durante el día.

Acepto que las cosas son como son y que estoy cansada, así que llego hasta donde puedo y no fuerzo la máquina. Sé que dentro de unos días estaré dispuesta a enfrentarme a todos los retos que se me pongan por delante pero ahora, simplemente, no puedo.

Siempre complemento mi dieta con un poli-vitamínico que contenga varias vitaminas del grupo B y algunos minerales. He probado varios, todos funcionan más o menos igual, aunque a mí aquellos que contienen ginsen me producen muchísima hambre.

Intento no dejarme llevar por la apatía, es decir, no me entristezco o siento mal por estar así. No es mi ánimo es mi cuerpo que esta adaptándose a una nueva estación y necesita descansar. Esto parece una tontería pero hasta que lo aprendí me pasaba horas pensando ¿por qué estaré triste? cuando en realidad no lo estaba, solo estaba baja de energía.

Estas son las pequeñas cosas que a mí me sirven, si tenéis algún remedio que creáis que me pueda ayudar (nos pueda ayudar)… ¡Adelante!¡Queremos saber!

Un beso enorme queridos,
Raquel

El paraiso terrenal del Balneario Las Caldas

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Hoy vengo a contaros que existe un paraíso terrenal en pleno Oviedo: El Balneario Las Caldas … porque si algún día me toca vivir en un paraíso os aseguro de que estaré rodeada de burbujas.

He estado pasando unos días maravillosos rodeada de burbujas, naturaleza y siendo tratada por los mejores profesionales. Porque yo me imagino el paraíso así lleno de tranquilidad, mimos y mucha burbujas.

Creo que ya os he contado alguna vez que me vuelve loca el spa. No sé qué demonios tiene el agua caliente que puedo pasar horas metida dentro. Así que ya me he vuelto una sibarita del tema y os diré que este es posiblemente el mejor balneario en el que he estado en toda mi vida: las zonas son enorme y se pueden disfrutar tranquila, la piscina donde se ve el exterior es alucinante, cuidan tooodos los detalles y te tratan divinamente.

Balneario las Caldas-6 Balneario las Caldas-Macrobiotica Balneario las Caldas-10 Balneario las Caldas-3 Balneario las Caldas-11

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Desde aquí quiero dar las gracias a todos los que nos han tratado como auténticas reinas: Ricardo, Aurora, Adolfo, Fernando, Irma y Marina gracias por ser tan encantadores y cuidarnos tan bien. Y gracias a Osiris por ser la mejor compañera de viaje que una pueda imaginar.

Respirar

respirar

Llego un momento en mi vida que me di cuenta que lo hacía todo corriendo. No se trataba de que fuera siempre con la lengua fuera de un lado para otro, que también, sino que no paraba de correr en todos los aspectos de mi vida: comía deprisa, hablaba sin parar, no era capaz de parar a respirar un segundo… creo que mi interior tiende a vivir revolucionado, necesita correr para funcionar.

Pero ese vivir corriendo ya no me sirve, no me llena, sólo me vacía, en realidad. Me he dado cuenta que durante algún tiempo, incluso, he vivido corriendo en círculos, sin saber muy bien a dónde ir y sin querer descubrirlo. Pero algo cambio hace unos meses y fui consciente de que era el momento de parar, de vivir slow, de disfrutar de lo pequeño y dedicar horas a la contemplación (todavía estoy en fase de adaptación y se me olvida y me pierdo y vuelvo a correr y me pierdo un poco la vida por ese correr pero poco a poco lo voy consiguiendo, espero).

Y todo esto para contaros algunas cosas que me ayudan a vivir en el presente (donde no se corre sólo se vive). Pequeñas cosas que me ayudan a dejar de correr esa carrera sin premio ni final:

1. Me subscribí a Aomm.tv y ha sido una de las mejores decisiones de mi vida  (como me gusta exagerar). Intento, siempre que puedo, meditar cada noche y hacer una rutina sencilla de yoga cada mañana. Me ayuda a empezar el día centrada en las cosas importantes y a terminarlo con la mente centrada. Si nunca habéis hecho yoga o meditado tal vez no sea vuestro camino pero, de todas formas, si tenéis curiosidad os animo a probar aunque sólo sea un mes y ver cómo os funciona.

2. He descubierto que mis mejores decisiones las tomo bajo el agua, sumergida en mi bañera con agua caliente, velas, música bonita y algún libro sesudo. El mundo se detiene y disfruto del momento sin más. Supongo que se trata de encontrar tu rincón donde todo fluye.

3. Madurar (o no, siempre dudo si es así) me ha hecho darme cuenta que las personas que te rodean hacen que tu vida sea especial. He aprendido a rodearme de buena gente que me quiere, me acepta y me reta sin parar. Gente que te dice lo que piensa sabiendo que, a veces, no te va a gustar escuchar lo que tiene que decir. Buenas personas con las que exprimir buenos momentos.

4. Estoy aprendiendo a desprenderme (es una de las cosas que más me cuestan en esta vida). Desprenderme de lo superfluo, del que dirán, de los bienes materiales en exceso, de los pensamientos que no me dejan avanzar, de las personas que no me aportaban y del pasado. ¿Cómo? No juzgando y aprendiendo qué es para mí lo esencial, vamos unas cositas de nada.

Y todo esto que suena así como muy sencillo: “simplemente deja de correr” esta siendo mi lucha personal interna actual. Ya os explique que a veces me pierdo, me encuentro, me vuelvo a perder… siento que todo es un proceso para encontrar aquellas cosas que te hacen felices y avanzar hacia ellas. No sé queridos, solo soy una tonta reflexionando sobre la vida.

Como siempre comparto aquello que voy descubriendo esperando que pueda ayudar a alguien que se encuentre en mi misma situación o que, en este caso, viva corriendo y ni siquiera se haya dado cuenta.

Un beso enorme queridos,
Raquel

1 2 3 4 49