Respirar

respirar

Llego un momento en mi vida que me di cuenta que lo hacía todo corriendo. No se trataba de que fuera siempre con la lengua fuera de un lado para otro, que también, sino que no paraba de correr en todos los aspectos de mi vida: comía deprisa, hablaba sin parar, no era capaz de parar a respirar un segundo… creo que mi interior tiende a vivir revolucionado, necesita correr para funcionar.

Pero ese vivir corriendo ya no me sirve, no me llena, sólo me vacía, en realidad. Me he dado cuenta que durante algún tiempo, incluso, he vivido corriendo en círculos, sin saber muy bien a dónde ir y sin querer descubrirlo. Pero algo cambio hace unos meses y fui consciente de que era el momento de parar, de vivir slow, de disfrutar de lo pequeño y dedicar horas a la contemplación (todavía estoy en fase de adaptación y se me olvida y me pierdo y vuelvo a correr y me pierdo un poco la vida por ese correr pero poco a poco lo voy consiguiendo, espero).

Y todo esto para contaros algunas cosas que me ayudan a vivir en el presente (donde no se corre sólo se vive). Pequeñas cosas que me ayudan a dejar de correr esa carrera sin premio ni final:

1. Me subscribí a Aomm.tv y ha sido una de las mejores decisiones de mi vida  (como me gusta exagerar). Intento, siempre que puedo, meditar cada noche y hacer una rutina sencilla de yoga cada mañana. Me ayuda a empezar el día centrada en las cosas importantes y a terminarlo con la mente centrada. Si nunca habéis hecho yoga o meditado tal vez no sea vuestro camino pero, de todas formas, si tenéis curiosidad os animo a probar aunque sólo sea un mes y ver cómo os funciona.

2. He descubierto que mis mejores decisiones las tomo bajo el agua, sumergida en mi bañera con agua caliente, velas, música bonita y algún libro sesudo. El mundo se detiene y disfruto del momento sin más. Supongo que se trata de encontrar tu rincón donde todo fluye.

3. Madurar (o no, siempre dudo si es así) me ha hecho darme cuenta que las personas que te rodean hacen que tu vida sea especial. He aprendido a rodearme de buena gente que me quiere, me acepta y me reta sin parar. Gente que te dice lo que piensa sabiendo que, a veces, no te va a gustar escuchar lo que tiene que decir. Buenas personas con las que exprimir buenos momentos.

4. Estoy aprendiendo a desprenderme (es una de las cosas que más me cuestan en esta vida). Desprenderme de lo superfluo, del que dirán, de los bienes materiales en exceso, de los pensamientos que no me dejan avanzar, de las personas que no me aportaban y del pasado. ¿Cómo? No juzgando y aprendiendo qué es para mí lo esencial, vamos unas cositas de nada.

Y todo esto que suena así como muy sencillo: “simplemente deja de correr” esta siendo mi lucha personal interna actual. Ya os explique que a veces me pierdo, me encuentro, me vuelvo a perder… siento que todo es un proceso para encontrar aquellas cosas que te hacen felices y avanzar hacia ellas. No sé queridos, solo soy una tonta reflexionando sobre la vida.

Como siempre comparto aquello que voy descubriendo esperando que pueda ayudar a alguien que se encuentre en mi misma situación o que, en este caso, viva corriendo y ni siquiera se haya dado cuenta.

Un beso enorme queridos,
Raquel

Mis 10 días en Bruselas

Día 1_Bruselas_23

Hola queridos, llevo con este post en pendientes semanas pero la vuelta a la normalidad ha sido un verdadero caos. Me encantan los proyectos y clientes nuevos pero te generan un poquito de estrés y no me da la vida jaja… a lo que íbamos, como sabéis, este verano estuve 10 días en Bruselas con mi familia y hoy vengo a daros consejos para viajar allí.

Lo haré en forma de resumen con puntos que a mi me parecen un acierto de todo lo que pudimos hacer ¿me acompañáis?

1. Como cogíamos un avión a las 7 de la mañana usamos el servicio de chofers privados de Blacklane. Llegó una furgoneta perfecta para todas las cosas  (éramos 4 con todas las maletas) que nos llevo en un momentito al aeropuerto. Si seguís usando taxis para estos y otros trayectos os recomiendo que probéis este tipo de servicios, sale más o menos al mismo precio y a cambio son coches de alta gama, los conductores son encantadores, huele de maravilla y no llevan radio olé.

2. Nosotros elegimos Bruselas como centro para viajar por toda Bélgica. Nos alojamos en este apartamento de Airbnb que es tan bonito como en las fotos y donde nos recibieron con un frigorífico lleno de comida y macarrones boloñesa para cenar (la pobre no sabía que era vegetariana). Si viajáis a Bruselas os lo recomiendo está en un barrio muy moderno y divertido con miles de bares y hay un tranvía y tren que te lleva al centro en 10′ o andando son como 20′.

3. Resulto una muy buena idea quedarnos en Bruselas y movernos al resto de Bélgica. Visitamos Brugas, Gante -el preferido de mi familia-, Amberes y Malinas. El sistema ferroviário de Belgica es maravilloso y existe el pass rail que cuesta sobre 80€ y te sirve para 10 viajes. Si sois menores de 25 o mayores de 65 todo os sale mucho más barato.

4. Preparé estos mapas de cada ciudad para ver qué teníamos que ver. En ellos lo que está en rojo es como lo imprescindible, azul sería genial verlo, verde por si nos da tiempo y amarillo son sitios para comer que encontré en trip advisor y demás. Además el morado es o el apartamento de Bruselas o las estaciones de tren. Os los dejo por si queréis usarlos: Bruselas, Amberes, Brujas, Gante y Malinas.

5. Os recomiendo comprar una tarjeta de transporte para moveros por la ciudad donde os quedéis. Nosotros en Bruselas la compramos abajo en Bruxelles Midi pero en todas las estaciones grandes hay donde comprarla, la compráis y la vais rellenando con lo que necesitéis.

6. Yo en Bruselas me quedaría a vivir en el Bozar con sus exposiciones, conciertos, librerías y actividades culturales.  Tuvimos la suerte de poder asistir a un concierto de Yelle por el BsF y fue realmente divertido (aunque los belgas son un poco sosos y no bailan mucho). Os recomiendo descubrir la ciudad y comportaros como un habitante más porque es una ciudad maravillosa.

7. Respecto a la comida queridos míos es la cuna del gofre y las patatas fritas, ya sabéis que yo no como carne así que ni mejillones, ni guisos ni nada pero he de reconocer que en los bares tradicionales los platos típicos tenían muy buena pinta (me recomendaron el Ploegmans, por si vais)

Y ahora algunas fotos, para dar envidia jaja

Dia 3_Gante_3 Dia5_BrujasDia 3_Gante_Look_3 Dia 3_Gante_9 Dia 3_Gante_8 Día 1_Bruselas_51 Día 1_Bruselas_49 Día 1_Bruselas_56 Día 1_Bruselas_32 Día 1_Bruselas_30 Día 1_Bruselas_44 Día 1_Bruselas_29 Día 1_Bruselas_22 Día 1_Bruselas_35 Día 1_Bruselas_24 Día 1_Bruselas_15 Día 1_Bruselas_21 Día 1_Bruselas_12 Día 1_Bruselas_6 Día 1_Bruselas_4 Día 1_Bruselas_5

Y no se, poco más, que os animo a viajar a Bélgica porque los belgas son tan sociables, encantadores y majos como nosotros. Que os vais a sentir como en casa -aunque el lío de cambiar de un idioma a otro sin parar a veces es raro- y que descubráis la ciudad como uno más, exprimiendo la visita y siendo lo más curiosos posibles.

Un beso enorme,
Raquel

En realidad, a nadie le importa una mierda vuestras vidas

a nadie le importa una mierda vuestras vidas-doublecloth

En realidad, a nadie le importa una mierda vuestras vidas y si pensáis que sí estáis muy equivocados. Por muchos seguidores que tengamos, muchos comentarios en nuestros blogs o redes, en realidad, en el fondo, no les importa absolutamente nada nuestras vidas. Sólo quieren cotillear y cuando entiendes eso todo cambia, queridos.

Mi madre me compró este verano Vogue (que sí, que no os importa nada que la pobre mujer se acordará que me gusta leerla en verano y me la trajera, pero a mí me hace ilusión contarlo porque tengo una madre 10). El asunto es que en ese número había un artículo titulado #Sinfiltros donde entrevistan a Bea de Con Botas de Agua, Paula de My Peeptoes y Berta Bernad y les preguntan al respecto de esta vida “ideal” que todos llevamos a través de las redes sociales. Y me ha encantado leer el artículo porque, cada una a su modo, explica qué es todo esto.

Bea comenta que no todo es tan perfecto como parece y que tenemos que mostrar que somos de verdad de vez en cuando, os aseguro que sus pequeñas y ella son así de ideales en la vida real, no creo que coloque mucho nada para las fotos, creerme, hay gente que nace así ideal. Paula dice que la gente quiere ver vidas perfectas y si compramos el Vogue ¿para qué es?. Y Berta habla de la necesidad de comunicación y de cómo utiliza este medio para relacionarse cómo podría usar cualquier otro. [A ver si Vogue sube el artículo a la web y os lo linkeo].

El asunto es que tras leer el artículo redondeé mi teoría que me ha acabado llevando a concluir que a nadie le importa una mierda nuestras vidas, sólo quieren cotillear y tu decides si ofrecer una vida ideal, real o figurada. Que no se tiene más o menos éxito o se es más o menos influencer por elegir una opción, que cada uno elige aquella en la que se siente más cómodo y cuadra más con su personalidad o la que se le ocurrió al empezar todo esto.

Vale, Raquel, a nadie le importa nuestras vidas ¿y con esto qué me quieres decir? pues que no os toméis en serio nada, ni a vosotros mismos, que lo que enseñamos es una parte de nosotros: la parte ideal, la desastre, la verde, la caótica o la artística, pero no es todo nuestro ser (o no debería, por vuestra salud mental, tiene que ser horrible sobre exponerse tanto) y que no pasa nada si muta, cambia o aprende. Que los que están al otro lado quieren entretenimiento, cotillear, a veces, aprender algo y sobretodo comunicarse con gente que les comprende o tiene algo en común con ellos.

Vamos, que a todo el mundo le importa una mierda vuestras vidas, que os divirtáis, juguéis y no os toméis en serio lo que publicáis o publican otros. Que enseñéis a los que os quieren y os conocen de verdad a entender cómo utilizáis las redes y a comprender que la parte divertida y genial de vuestras vidas empieza, en realidad, donde acaban las redes.

¡Hasta dentro de unos días queridos!
Raquel

1 2 3 4 49