Crema zanahoria y boniato thai

Crema thai de zanahoria y batata

Crema zanahoria y boniato thai

Hoy comentaba en Instagram que desde que soy vegetariana le estoy cogiendo el gusto a esto de las cremas. Que siento como que me estoy haciendo mayor  … es curioso cómo cambia tu forma de comer según vas haciéndote más consciente en la vida.

El asunto es que me he hecho adicta a esta crema y sus versiones, porque os tengo que confesar que a mi esto de hacer siempre lo mismo (en la cocina y en la vida) pues como que no me va mucho, pero eso ya lo sabéis. Está super rica, se tarda nada en hacerla y se puede congelar. ¡Lo tiene todo!

Crema thai de zanahoria y batata-6 Crema thai de zanahoria y batata-3

Ingredientes:

Unas zanahorias
Un par de batatas (supongo que si queréis hacerlo con patata no hay problema)
Cebolla morada (si es normal, tampoco pasa nada)
Jengibre (puede ser raiz o en polvo, lo que tengáis)
Aceite de oliva
Mantequilla de cacahuete o almendras
Caldo de verduras (o agua)
Pimienta
Pasta de curry o mezcla de curry (esto a elección)

Para decorar:
Cilantro
Almendras picadas

Receta:

– En una olla grande calienta el aceite y pocha la cebolla y el jengibre en trocitos.
– En un tazón disuelve la mantequilla (una cucharada) junto con la pasta de curry, la pimienta y algo de caldo o agua.
– Agrega a la olla junto con las zanahorias y las batatas cortadas en trocitos.
– Deja cocer. Cuando las zanahorias estén blanditas retirar del fuego.
– Vierte todo en la licuadora, teniendo cuidado de retirar parte del caldo. Licua y si ves que está muy espeso añade más agua (es mejor quedarse corto que pasarse de caldo).
– Pica el cilantro y las almendras y utilizaló para decorar

¿Puede ser más sencillo? ¡Imposible! Y es la mejor cena del mundo, os lo prometo. Yo a veces le añado una cascara de limón o naranja que retiro antes de licuar y hay días que no añado la mantequilla de cacahuete, por eso os digo que es la receta más versátil del mundo.

Crema thai de zanahoria y batata-5 Crema thai de zanahoria y batata-4 Crema thai de zanahoria y batata-9

Si la probáis ya me diréis qué os parece y si os gusta. Me quedo a la espera de vuestras noticias.

Un beso enorme,
Raquel

Galletas fáciles veganas sin gluten

galletas-faciles-veganas-sin-gluten-4Galletas fáciles veganas sin gluten

Hoy os traigo una receta de galletas fáciles veganas sin gluten que se va a convertir en vuestro must. No quedan bonitas (o yo no he conseguido que me salgan bonitas) pero están taaaan ricas.

Además son perfectas para los que cuidáis la línea, porque aunque tengan plátano no llevan azúcar y son súper saciantes. Podéis añadir o no la quinoa cocida pero yo os lo recomiendo porque tiene mucha proteína y llena un montón. Igualmente las nueces pueden ser sustituidas por otro fruto seco o fruta seca (arándanos, por ejemplo) o eliminadas de la ecuación.

galletas-faciles-veganas-sin-gluten-5

Ingredientes:

  • 4 plátanos maduros (o los que tengáis en casa)
  • Copos de avena (SI SOIS CELIACOS SOLO UTILIZAR SIN GLUTEN, podéis encontrarla en muchos herbolarios especializados)
  • Quinoa
  • Miel/Jarabe de Agave/Nada
  • Nueces
  • Canela/Cardamomo/Vainilla/Nada

Elaboración:

  • Enciende el horno y precalienta
  • Cocer la quinoa (seguir las instrucciones del paquete). Más o menos para 4 plátanos use un vasito pequeño.
  • Con un tenedor machaca los plátanos, agrega los copos de avena y la quinoa cocina. La consistencia de la masa debe ser de una masa compacta pero un poco pringosa. Añade las nueces y las especial y jarabe si quieres. Estos últimos ingredientes son a tu elección. Las de las fotos llevan plátano, avena, quinoa, jarabe de agave y canela.
  • Hornea a 175 grados hasta que estén doradas. No quedan duras sino un poco blanditas y no son bonitas pero son deliciosas.

galletas-faciles-veganas-sin-gluten-2 galletas-faciles-veganas-sin-gluten

Una galletas fáciles veganas en 10′ que son perfectas para las meriendas de los peques o para la media mañana o tarde adulta. Últimamente que vivo rodeada de gente con problemas con el gluten, además estas galletas son perfectas para ellos.

Si probáis a hacerlas ya me diréis qué os parecen :)

Un beso enorme,
Raquel

Pd. Sigo con mi tupper no os olvidéis (prometo newsletter con todas las recetas pronto)

Crema de zanahoria y avellanas

crema-de-zanahoria-vegana-doublecloth

Crema de zanahoria y avellanas

Hoy os traigo una crema de zanahoria y avellanas que se va a convertir en mi plato imprescindible del otoño, estoy convencida. Porque su elaboración es tan sencilla ahora que tengo vaso batidor que todos los días que llueva y haga frío pienso hacerla :)

Os confieso que antes de ser veggie no podía ni ver un puré o una crema. Eso de la “comida bebida” no era lo mío pero ahora el gazpacho y las cremas de verduras me solucionan la vida y son mi opción preferida en los restaurantes no vegetarianos, así que empiezo a cogerles el puntito.

Ingredientes:

  • 5 zanahorias por personas, más o menos
  • Un trocito de cebolla
  • Ajo
  • Pimienta, sal y jengibre
  • Aceite
  • Leche de cocó
  • Avellanas

Elaboración:

  • En el horno colocas la mitad de las zanahorias cortadas con una pizca de aceite y sal
  • Mientras en un cazo pones cebolla y ajo con aceite y cuando la cebolla esté transparente añades jengibre, le das una vuelta a todo y añades el resto de las zanahorias cortadas en trocitos. Agregas agua y leche de cocó (también podéis añadir leche o nata si coméis lacteos). Dejáis hervir hasta que al pinchar la zanahoria están cocidas
  • Sacas las zanahorias del horno (tienen que estar doraditas, que parezcan un poco quemadas incluso). En el vaso batidor añades las zanahorias del horno y las de la sartén. Respecto al caldo de cocer puedes añadir lo que te apetezca todo o solo parte: cuanto más agua más fina. Si quieres un puré consistente añade muy poco y si quieres una crema ligera añade todo. Rectificas de sal y pimienta y listo.
  • Para terminar añadimos pimienta negra recién molida y trocitos de avellana tostada (si las comprasteis sin tostar lo podéis hacer en el horno).

crema-de-zanahoria-vegana-doublecloth-2

Facil, simple y menos de 20 minutos. Podéis hacerla y calentarla a la hora de comer o tomarla fría, es súper rápida y nutritiva. Ya me diréis qué os parece.

Un beso enorme queridos,
Raquel

Pd. Sigo con mi tupper no os olvidéis (prometo newsletter con todas las recetas pronto)

1 2 3 4 11