Sobre bloggeros de moda y el resto de especies cibelinas

En el fondo llevaba tiempo queriendo escribir este post pero no tenía claro si era una buena idea o no. Lo sea o no voy a hacerlo para dejar clara mi postura e intentar aclarar un poco las cosas al respecto. Como sabéis estoy en casa y no en Cibeles porque el Sábado me hice daño en la rodilla (¡¡moqueta asesina cibelina!!) y por eso he podido leer (tranquilamente) este post que hace referencia a este artículo del país en el perfil de facebook de Sticky Fingers BCN. Os rogaría que leyeráis las referencias antes de continuar para que cada uno se forme una opinión al respecto y podamos conversar después.

Probablemente, esta sea la primera y última vez que hable al respecto, creo que la polémica debe terminar de una vez por todas. Sinceramente, pienso que tanto unos como otros se han instalado en argumentos sencillos y carentes de reflexión. Me explico, la “gente de la moda” (vamos a denominarlos así) piensa que los bloggeros somos gente carente de criterio que lo único que pretendemos es la notoriedad y forma parte de este mundo glamouroso, y “los bloggeros” pensamos que son unos snobs que no aceptan que nadie sin apellido compuesto, carreras carísimas en escuelas elitistas o papas con contactos forme parte de su mundo. Ambos argumentos son una patraña enorme que todos deberíamos tirar a la basura de una vez, aquí nadie es tan bueno ni tan malo.

Vamos a dejar claras algunas cosas: los bloggers españoles, en general, no somos todos unos niños tontos sin conocimientos, la mayoría de mis compañeros son personas con mucha cultura y amplios conocimientos del mundo de la moda. Nosotros no pretendemos tener notoriedad o que nuestro criterio sirva de guía para absolutamente nada, simplemente, mostramos nuestra opinión ¿o acaso solo los elegidos pueden hacerlo? Por supuesto, hay quien ni tiene criterio, ni cultura, ni interés es nada más que no sea figurar pero eso ocurre también en el “mundo de la moda” (y lo sabéis perfectamente).

Personalmente, no siento ni percibo que todo el “mundo de la moda” piense mal de nosotros y tampoco siento que sean incapaces de percibir la realidad. El mercado está mutando hacia relaciones empresa-consumidor horizontales (adiós a la verticalidad), es decir, que yo no compro aquello que la empresa me propone sino que la empresa decide producir lo que yo quiero comprar. Esta, para mí, es la principal razón por la que nosotros somos pieza clave del sistema actualmente … Es inútil luchar contra una obviedad, el futuro ya esta aquí, y los consumidores quieren opinar y decidir, los bloggeros no somos más que consumidores informados. Si alguien vive de esto de crear prendas jamás debería tirar piedras contar su propio tejado atacando a aquel que actualmente crea opinión. Yo entiendo que os pueda doler, pero Mireia hace más por el sector que cualquier de vuestras crónicas llenas de conocimientos (por mucho que yo prefiera leeros a vosotros).

A mí me encanta el arte pero a veces voy a los museos y no entiendo algunas obras, desde bien pequeña aprendí a reflexionar antes de criticar al artista. Vuelvo a casa, investigo (google es Dios!) y reflexiono, si después de eso sigo sin comprender qué me quiso contar el artista, simplemente, decido que sus obras no me gustan y no vuelvo a prestarles atención. No comprendo por que quien nos critica no hace lo mismo, es decir, si no te gusta lo que escribo tienes millones de páginas de moda, arte … en las que puedes perder (o ganar) tu tiempo pero no critiques lo que hago sin haber reflexionado antes de hacerlo.

No puedo terminar este post sin defender a Xavi, Mayte y María. A los dos primeros los conozco desde hace tiempo, les considero ya amigos, son personas divertidas, cultas y muy inteligentes. Ni siquiera se enfadarán al leer el post de Alex Ceball (yo tampoco lo hice, solo reflexiono al respecto). Cada edición les veo trabajar muchísimo, tienen ilusión por lo que hacen y algo bien lo deben de hacer para que alguien los lea. A María la conozco menos pero lejos de la imagen que pueda dar es una persona tremendamente amable, buena gente y está en Cibeles de sol a sol. No estaría de más intentar investigar algo antes de criticar tan abiertamente a las personas, porque si no lo hacéis os podéis equivocar.

La auténtica democratización de la moda

Soy de las que piensa que si despojamos del glamour y la exclusividad a la moda no nos quedará nada (bueno nos quedará Zara, que no es poco) por eso no acabo de estar del todo de acuerdo con la corriente actual que apoya el que cualquiera pueda ir a Cibeles, disfrutar jugando en el cibelespacio y corretear medio-disfrazado avistando modelos y diseñadores. Tal vez se trate de tirar piedras contra mi propio tejado (aunque no creo que sea así, yo ya he explicado que nosotros formamos parte del sistema) pero arrancar la exclusividad a los desfiles les despoja de glamour y eso no puede conllevar nada positivo si vivimos de vender purpurina, magia y lujo (disfrazada de caros vestidos, zapatos de ensueño y capelinas de seda).

Vamos, que lo que quiero decir es que el streaming de este año es la verdadera democratización de la moda y que ya no hace falta que pueda acceder cualquiera. Quien quiera ver los desfiles puede hacerlo desde su casa, en pijama (como llevo yo un par de días haciendo ya que me hice un esguince de rodilla el sábado). Todavía recuerdo cuando al finalizar cada edición conseguía los videos de todos los desfiles y me tiraba un par de días escudriñando tendencias (lo se, son esas cosas que solo a mí se me ocurrían hacer) y, aunque no asistía a los desfiles, consumía moda sin parar. En España o no llegamos o nos pasamos siete poblados.

En definitiva que quiero felicitar a la organización por el streaming porque sin él no podría hacer el trabajo desde casa y por entender que es la mejor opción para acercar la Moda al día a día de la gente.

Viviendo en el país de los sin …

Es este intento de radiografiar la moda española (cada uno tiene la máquina que ha conseguido, así que el diagnóstico puede no ser del todo certero) no puedo dejar de lado mis reflexiones a cerca de mi constante sensación de vivir en el país de los sin

  • Sin posibilidad real de producción (bien porque no se puede o porque, realmente, no se quiere)
  • Sin apoyo real de la prensa especializada … Vamos a ser sinceros, de una vez por todas, la prensa de moda en este país cree que las creaciones españolas no están a la altura, sino basta con ojear cualquiera de los números de esta mes y hacer recuento de las prendas de diseño español que aparecen en editoriales y bazares. No se cuál es la razón (o mejor dicho, no me voy a aventurar a conjeturar sobre este echo) pero lo que si sé es que para los diseñadores es muy difícil que sus prendas salgan en las revistas o la televisión (esto ultimo solo ocurre si se le sale una teta a la modelo, eres muy famoso/llevas a famosos o alguien se cae en la pasarela)
  • Sin ganas de crear espectáculo en los desfiles. No todos, pero la mayoría directamente omiten esta parte de su esquema mental. Desde mi punto de vista estilismos y escenografía son casi tan importante como la propia colección en los desfiles. No me estoy refiriendo a kilos de purpurina y teatrillos varios sino a reflexionar un poco e intentar contar una historia en cada desfile.
  • Sin interés de crear mi reclamado Made in Spain. Hay muchas cosas que no puedo contaros (no estaría bien que lo hiciera) pero cuanto más conversaciones tengo al respecto mejor caigo en la cuenta que muy pocos tienen interés en ello. Unos porque viven muy bien como están (tendrían que demostrar mucho más si aumenta la competencia), otros porque tienen miedo a lo desconocido y algunos porque son tan pequeños que aunque quieran contribuir no hacen demasiado ruido. En definitiva, en cuanto las economías emergentes dejen de serlo, al convertirse en potencias económicas que consumen más que producen, la moda española va a tornarse más sectorial todavía (produzco, vendo y creo para los españoles cuando todo el mundo es más global que nunca y el de fuera sí produce para España ¿estamos tontos?)
  • Sin entender que la red es el futuro. Ya no me refiero a nosotros los bloggeros, somos outsiders del sistema es normal las reticencias a nuestra entrada, sino a las propias empresas. Parecen omitir que el futuro ya esta aquí, deben dejar de ser herméticos, interactuar con el consumidor y acelerar algunos de sus hábitos.
  • Sin compradores. Y esto es algo que en un primer momento me asombró y después me enfado mucho. En Cibeles no hay un solo comprador. No llego a comprender para qué se monta toda esta infraestructura si el fin no es vender. A los medios de comunicación nos vale con un lookbook bonito y alguna nota de prensa (claro que el desfile ofrece una visión mucho más certera de la realidad de la colección pero las presentaciones de prensa son mucho más sencillas de organizar que una Semana de la Moda). ¿Si no tenemos a quien venderlas prendas para qué las creamos?

Vivimos en el país de los sin en muchas más cosas que la Moda Española, a veces pienso que esa es la razón por la que estamos así, pero después reflexiono y me doy cuenta que una de las mayores empresas textiles del planeta nacío en estos lares y llego a la conclusión que la Moda Española (no el sector textil sino los modistos y diseñadores com los que desfilan en Cibeles) está anquilosa en el país de los sin. Respecto al por qué os dejo que opinéis libremente (yo lo tengo bastante claro) pero, sea cual sea la razón, la evolución es más que necesaria.

In the sidebar you have a translator (Sorry)

* La foto refleja como me siento … paseando monísima con ropas ancestrales queriendo evolucionar en un desierto de arena.

1 2 3 4 5 6 7 12