Lo que deberías saber antes de hacerte autónomo

Lo que deberías saber antes de hacerte autonomo-doublecloth

Para inaugurar esta sección os voy a contar algunas cosas que deberías saber antes de hacerte autónomo, porque me hubiera encantado que alguien me lo hubiera dicho a mí. Si estáis pensando en dar un salto al vacío y ser vuestros propios jefes creo que lo mejor es estar informados y hacerlo con cabeza, porque no va a ser sencillo.

1. Vas a pagar muchos, muchos impuestos. Jamás habrías imaginado la gran cantidad de impuesto que puedes ser capaz de pagar. Además de la cuota de autónomo cada mes, debes restar el IRPF, el IVA, los servicios anexos que vas a necesitas (asesorías…) y las sorpresas de última hora (impuestos por tener oficina…).

2. Trabajar en casa es un asco. Parece una situación ideal pero según pasan los días vas a odiar más tu casa y necesitar el contacto con otras personas. Es una gran opción para el comienzo pero en cuanto empieces a sacar dinero será mejor que encuentre un lugar donde trabajar. Podrás tener horario, compañeros de trabajo, te obligarás a quitarte el pijama para trabajar…

3. No vas a poder hacerlo todo tu solo (aunque creas que sí). Decide qué cosas vas a odiar hacer mucho, mucho, mucho hacer y externaliza desde el minuto cero. No todo el mundo estará de acuerdo conmigo pero a mí me ha funcionado. Estudie economía y llevarme mis propios impuesto sería relativamente sencillo pero sabía que iba a odiar ir a la administración cada dos por tres y leerme los reglamentos así que contraté a una asesoría y estoy encantada con ella.

4. Si no tienes dinero en el banco no emprendas. Se que puede parecer tajante la afirmación pero las cosas no tienen porque irte bien desde el minuto cero así que si no tienes al menos dinero suficiente para hacer alguna inversión y vivir unos 6 meses sin ganar un duro ahorra hasta tenerlo. Esto no quiere decir que tengas que gastar una barbaridad o no vayas a ganar dinero desde el minuto cero, pero si no tienes nada en el banco aceptarás cualquier cliente a cualquier precio y eso va a ser un error.

5. El precio es muy difícil de cambiar. Si has establecido un tarifario para tus clientes o productos va a ser extremadamente complicado de subir. Así que la estrategia de hacer muchas cosas muy baratas para “darte a conocer” se volverá contra ti porque serás ese profesional barato.

6. No todos lo clientes son tu cliente. Esto es difícil de aprender, incluso nosotros que me sabíamos la teoría hemos cometido algún error de este tipo. No todo el mundo que esté dispuesto a pagar tus servicios (creo que este punto no se aplica tanto cuando vas a vender un producto) podrá ser tu cliente. Esto es una decisión tuya: puedes decidir aceptar a todo el mundo a pesar de que te den quebraderos de cabeza o solo aceptar a aquellos que cuadran totalmente contigo. ¿Qué tiene de bueno aceptar solo al cliente ideal? El trabajo va a ser mucho más sencillo y agradecido.

7. No tendrás un jefe que te marque tiempos. Tu cliente tampoco te los va a marcar (o no será lo normal), así que debes hacerlo tu y serás responsable de todo el trabajo que salga con tu sello. Esto genera presión, advertido estás.

8. Te convertirás en hombre/mujer orquesta. Está bien delegar pero no podrás externalizar nada más que una o dos cosas, lo demás lo tendrás que hacer tu todo así que prepárate para aprender mucho y muy rápido.

10. Los clientes no caen del cielo. Y, muchas veces, será muy agobiante no tener suficientes o tener demasiados (si te van bien las cosas) hay que aprender a aceptar las cosas tal y como son y trabajar de forma constante para que todo se pueda estabilizar en un futuro. Dicen que lo hace, yo, personalmente, pienso que no va a ser así y ser autónomo significa no tener mucha estabilidad nunca.

11. Si emprendes que sea en algo que manejas a la perfección. Vemos a mucha gente que empieza negocios en áreas que le son totalmente desconocidas y, lamentablemente, la mayoría de esos negocios no llegan a buen término. No siempre es así pero si quieres que la cosa salga bien monta una empresa o hazte freelance dentro de tu área.

Y hasta aquí lo que deberías saber antes de hacerte autónomo, sé que da miedo pero emprender también tiene cosas maravillosas: ¡eres tu propio jefe! Ya hablaremos de las cosas buenas, que las hay y son muchas. Puedes completar esta lista leyendo las Razones para NO montar una empresa que publicamos en le blog de la Asesoría. En ese blog damos tips para pymes y mini emprendedores un poco más técnicos sobre las áreas en las que trabajamos: la comunicación y el marketing.

Mil besos queridos míos,
Raquel

2 Comments

  1. Anita 15/01/2015

    ¡Aplausos fuertes para este post con verdades como puños!


  2. Doublecloth 15/01/2015

    Gracias Ana, solo espero que ayude a todos aquellos que piensan en saltar para que lo hagan siendo conscientes de todo lo que les espera ;) -muchas cosas buenas también-.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *