5 comments

  1. No se puede … pero, ahora que lo pienso, tampoco nos vamos a quejar con lo que tenemos :)

    Un besazo

  2. Pingback: ¿Dónde se adquiere la elegancia?

Leave a Comment